El catéter ureteral doble J actual fue diseñado por Finney en 1978, a partir de la idea de McCullough y Hepperlen en la búsqueda de un catéter ureteral autofijable. Su desarrollo y utilización han venido de la mano de los grandes avances ocurridos en el tratamiento de la litiasis renoureteral y ha sido un elemento esencial, tanto en la prevención como en la resolución de las complicaciones obstructivas de la litotricia extracorpórea. Es igualmente una medida auxiliar indispensable para la práctica de la cirugía endourológica y también tiene indicaciones en la cirugía abierta.


En realidad el catéter doble J puede ser eficaz en múltiples situaciones clínicas:

  • Obstrucción intrínseca del uréter (cálculo, estenosis, tumor, coágulo).
  • Obstrucción extrínseca del uréter (fibrosis, adenopatías, tumores).
  • Cirugía (como tutor de la cicatrización ureteral o para el mantenimiento de la integridad del conducto).
  • Tratamiento de fístulas urinarias.

El catéter doble jota o pigtail doble jota es un tubo de diametro pequeño, de silicona por lo general, que recibe su nombre por la forma que tiene de enrollamiento de sus extremos. Este catéter flexible se coloca normalmente de forma endoscópica (mediante cistoscopia en la mayor parte de los casos, aunque puede colocarse vía nefrostomía o a través de otros procedimientos quirúrgicos), localizando uno de los extremos en el riñon y otro en la vejiga. Ambos enrollamientos permiten que el cateter no migre en direccion proximal o distal.

La funcion del cateter doble J, es asegurar el paso de orina del riñon hacia la vejiga cuando el uréter está obstruido, comunmente por una piedra, aunque puede ser por otras causas (malformaciones, tumores, otras enfermedades). 


Una vez colocado el catéter, este no se aprecia en el exterior del cuerpo.


Su retirada también es normalmente endoscópica y por lo general menos complicada que su colocación.

 http://cateterdoblejota.blogspot.com.es

Deja una respuesta